Who are you guys?

Averias mas frecuentes nissan qashqai



La muerte por accidentes de tránsito es una de las mas altas a nivel mundial, el 38% del “cuerpo” del auto está compuesto por ángulos muertos. Estos podrían empujarnos al error y por tanto, a sufrir un accidente.

Los accidentes automovilísticos más frecuentes suelen ocurrir porque no advertimos al auto del costado. sobre todo cuando vamos por la calle y deseamos cambiar de carril. primero miramos por los retrovisores y no vemos a nadie; sin embargo, al pasarnos al otro lado, encontramos un vehículo y nos llevamos tremendo susto.

Ese problema es generado por los ángulos muertos que existe en los retrovisores del auto. Los conductores más noveles suelen sufrir mucho con esto.

Los ángulos muertos son el espacio de tiempo en que ninguna moto o vehículo es visible en los espejos (laterales y central) del auto. Esta “ceguera temporal” al momento de manejar resulta muy peligrosa.

Muchas veces no valoramos el área afectada por los ángulos muertos, sin embargo estos pueden llegar a constituir el 38% de nuestro vehículo. Ahora viene la pregunta: “¿cómo puedo evitar estos ángulos muertos?” Hay muchas opciones para evitar este problema, una de ellas es el sistema llamado Side Assist.

Este nombre puede cambiar de acuerdo al fabricante que lo usa. Por ejemplo Volvo lo llama BLIS (Blind Spot Information System o Sistema de Información del Angulo Muerto) y lo viene colocando en sus modelos desde el 2004.

El BLIS le incorpora al auto unos sensores que nos avisan a través de una luz roja, cerca al espejo lateral, que otro vehículo nos va a adelantar. Este sistema funciona tanto cuando adelantamos como cuando somos pasados por otro auto, siempre y cuando la diferencia de velocidades de ambos autos sea entre los 20 y 70 Km/h.

Citroën también emplea el Side Assist. pero en su caso ellos lo llaman Blind Spot Monitoring System o Sistema de Monitoreo del Angulo muerto. La marca francesa coloca cuatro sensores a los costados de los modelos C4 y cubren un rango de tres metros, tanto en paralelo como detrás del vehículo. Este sistema trabaja a partir de los 12 hasta los 140 Km/h. Su uso es solo para transitar por la ciudad.

Pero si no podemos costearnos uno de estos autos y no deseamos tener problemas con los ángulos muertos, una práctica solución –y que se hace a menudo-, puede ser girar el cuello antes de cambiarnos de carril. Quizá este recurso no sea lo último en tecnología automotriz, pero nos puede salvar de muchos sustos.